Blog

alternate language
14 de mayo de 2018

Introduciendo los cambios del Misal Romano, tercera edición típica


Introduciendo los cambios del Misal Romano, tercera edición típica
 

 

Muchos de ustedes quizás sabrán que la Iglesia en EE.UU. por primera vez tendrá su propio Misal Romano, tercera edición típica para uso en las Misas celebradas en español. El Secretariado para el Culto Divino de USCCB (Conferencia de Obispos Católicos en Estados Unidos) nos ha informado que el nuevo Misal Romano puede comenzarse a usar en Domingo de Pentecostés del año en curso, aunque su uso no es oficialmente requerido hasta el primer domingo de Adviento, el 2 de diciembre de 2018.

La realidad ha sido que en las parroquias de EE.UU. se ha utilizado variedad de ediciones del misal, debido a que los sacerdotes que ofician en las misas en español provienen de varios países de Latinoamérica e inclusive de España y traen los libros litúrgicos de su país de origen en muchos casos. Me ha tocado ver misales de Argentina, Colombia, España y Puerto Rico, en Misas que he asistido en mis viajes por todo el país. Y claro, el misal de México es el que veo más en uso y, además, la fuente de los textos de la edición del Misal Romano para uso en los EE.UU. es el misal de México; aunque se han creado nuevas traducciones de textos propios para uso de los EE.UU.

Puesto que en este país es común en las parroquias que celebran la Misa en inglés y español, tener un mismo sacerdote (o varios) que le(s) toca oficiar la misa en ambos idiomas, el nuevo Misal Romano utiliza el formato de la ya conocida versión en inglés para facilitar la celebración.

Con respecto a los cambios que encontraremos en el Misal Romano, tercera edición típica, para aquellas parroquias que han estado usando la nueva versión del misal de México (o cualquier otro país latinoamericano) ya estarán al tanto de algunos de los cambios textuales, puesto como hemos comentado anteriormente, éste ha sido la fuente de los textos. Aunque ya se había permitido el uso de “ustedes” para remplazar al “vosotros”, ahora lo encontrarán oficialmente en los textos de los saludos, la introducción en el prefacio y en la plegaria eucarística, entre otros lugares. También, en la primera invocación del primer formulario en el acto penitencial, la parte del ministro se ha cambiado a “contritos de corazón” de lo que era anteriormente “corazones afligidos”. Hay cambios a muchos de los textos: las oraciones del sacerdote, como las oraciones colectas y en los prefacios mismos. Aunque tienen el mismo sentido, se han adaptado para estar más apegadas a las pautas de traducción implementadas en el documento Liturgiam Autenticam. También lo notarán un poco en los textos de la plegaria eucarística y en el resto del misal, pero no serán cambios drásticos.

Algunos de ustedes recordarán que en el Misal Romano en inglés hubo varios cambios en el Ordinario de la Misa en las partes del pueblo, pero en el nuevo misal en español, sólo hay un cambio a lo que responde la gente en la tercera forma del misterio de fe. Ahora será “Salvador del mundo, sálvanos, tú que nos has liberado por tu muerte y resurrección”. Acostumbrábamos cantar o decir “Por tu cruz y resurrección nos has salvado, Señor”.

Mientras estamos en el tema del canto, algo que se notará es que el Misal Romano tendrá muchas más opciones para utilizar el canto, tanto para el ministro, como para el pueblo. Contiene diversos formularios melódicos y opciones para las respuestas del pueblo, así como para el canto del sacerdote y las partes cantadas del diácono, que se encuentran en el Ordinario de la Misa. Se encuentran varias opciones en un Apéndice con textos musicalizados, no sólo del Ordinario de la Misa, sino también de textos para ocasiones particulares, como lo son: La Pronunciación de la Natividad del Señor, Anuncio de Pascua y las Fiestas Movibles, entre otros. Y a la vez, se presentan tonos (formularios) para cantar el evangelio, las epístolas y las lecturas del leccionario. Todos los prefacios también están ya musicalizados. La Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos ofrece una página donde se encuentran estos cantos dispoibles en formato de PDF, para descargarse y ayudar a que se utilicen y aprendan por coros y congregaciones. 

Tal vez una pregunta que surja al leer los párrafos anteriores es ¿qué cambiará en Flor y Canto, los misales y otras publicaciones de OCP? La respuesta es: muy poco. Habrá tres aclamaciones afectadas en Flor y Canto, principalmente la tercera fórmula del misterio de fe, que ya mencionamos. Ya los compositores están al tanto y han compuesto nuevos arreglos de la letra nueva (Salvador del mundo, sálvanos, tú que nos has liberado por tu muerte y resurrección) para remplazar la aclamación de las tres misas afectadas en Flor y Canto. Y también otras misas que no se encuentran en los misales o en Flor y Canto tendrán el nuevo texto musicalizado. Poco a poco, se irán viendo nuevas ediciones que toman en cuenta algunos de los otros cantos tomados de los textos del Misal Romano (por ejemplo: el Pregón Pascual y la Letanía de los Santos). También, les avisamos que a partir del primer domingo de Adviento, los textos en nuestros misales en español tomarán en cuenta los nuevos textos del Misal Romano.

Se ha dicho que nuestra liturgia se canta. Creo que uno de los frutos del nuevo Misal Romano para uso en EE.UU. será el darle una voz particular al pueblo – y, claro, de los sacerdotes y otros ministros, no se diga – para expresar la fe que se lleva dentro y a la vez, unirse a la acción de Cristo en la liturgia a través del canto. Con ese fin, les aviso, que será mi intención personal y con la bendición del secretariado para el culto divino, poder ofrecer grabaciones de cada uno de los cantos y hacerlos disponibles para el aprendizaje. ¡Estén al tanto para saber cómo poder tener acceso!

Pedro Rubalcava
Pedro Rubalcava

 

Pedro Rubalcava es un artista, compositor y conferencista bilingüe/bicultural reconocido a nivel nacional. Es orador en eventos diocesanos y presentador de talleres músico-litúrgicos. Actualmente es el co-coordinador del comité de liturgia para el equipo nacional de acompañamiento del V Encuentro, así como miembro del equipo de liderazgo para la Región Episcopal XII en preparación para el V Encuentro.